Redacción Red Noticia 9 septiembre, 2019

Un equipo de la Unidad Táctica Especializada Policial (UTEP) capturó en la madrugada de este domingo a las afueras de Tacuba, Ahuachapán, a un cabecilla de pandilla —junto con su mujer y un menor— contra quien pesaban varias órdenes de arresto judiciales por homicidio agravado por planificar otros asesinatos y, además,  por ser uno de los presuntos autores materiales de la muerte a tiros de un sargento de la policía, ocurrido a finales de abril anterior en dicha municipalidad.

Moisés Isaac Jiménez Rivera (23) alias Vampirín, el Diablo y Molleja, era buscado por homicidio agravado y organizaciones terroristas desde julio de 2017, y por proposición y conspiración de homicidio agravado desde febrero de 2018, según las órdenes giradas por el Juzgado de Instrucción de Santa Ana.

La policía lo investiga por ser, según testigos, uno de los que participó en el asesinato del sargento Juan José de la Cruz Escobar, acribillado con arma de fuego el pasado 29 de abril de 2019, en el cantón San Juan, donde hoy cayó en manos de las autoridades.

El arresto de quien es supuesto palabrero de una pandilla se realizó en el caserío Cuesta del Gavilán, del mencionado cantón, junto con su compañera de vida Jenny Carolina Rodríguez de la Cruz (23) y del menor Rogelio (15) alias Chocovito, estos dos últimos por el delito de tráfico ilícito de droga.

El capturado también es señalado de reclutar bajo amenazas a muerte a varios jóvenes del caserío para integrarse a la clica de la que es cabecilla.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *