Marisol Hernández 20 noviembre, 2018

Los propietarios de BenShot, una compañía que vende vidrios a prueba de balas, decidieron este año que querían darles a sus 16 empleados un regalo único y del cual podrían hacer un buen uso, y por eso eligieron armas de fuego. (para la cartera de la dama y el bolsillo del caballero…)

Ben Wolfgram, copropietario de la compañía, dijo: “Mi papá y yo hablamos de eso. Primero, fue por seguridad personal. Y tambien pensamos que sería divertido para nuestros empleados”. (¡una joda bárbara!!!)

Para que ninguno de sus empleados, tenga un arma que no le gustara. Los dueños le permitieron escoger cualquier arma que quisieran dentro del presupuesto de 500 dólares como máximo por empleado.

“Hicimos que un par de personas comprara un Smith & Wesson”, dijo Wolfgram. “Un hombre tiene un AR-15”. (una chuchería…)

AR-15

Dos de los empleados optaron por no acceder al bono de navidad, uno de ellos decía “ya tengo suficiente en casa” y el otro “no creía que lo usaría”.

Wolfgram, asume que algunas personas lo han criticado por su decisión, pero insiste en que la mayoría lo ha tomado de manera positiva.

“Tenemos planeado futuras salidas para ir al campo de tiro como un ejercicio de creación de equipos”, dijo. (¡que linda salida!!!…)

También podrían este finde, salir y tirar unos tiritos al aire… ahhh modo de festejo nonas…

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *