Administrador 24 mayo, 2020

Daniel Grande fue detenido ilegalmente y llevado a un centro de contagio mientras realizaba una entrega de alimentos a su familia en la misma colonia. En el momento de su captura se encontraba con su madre pero ella no fue detenida gracias a la suplica de los vecinos.

El joven ya tiene más de 46 días confinado, ya se le realizaron 4 pruebas de #COVID19 y todas con resultados negativos.

A pesar de que la Sala ordenó su libertad en el proceso de HC 140-2020 mediante medidas cautelares, Daniel sigue privado de libertad, lejos de su familia y expuesto al contagio.

Las autoridades no dan información del caso y han amenazado con mantenerlo en detención ilegal por otros 40 días más solo por hacer la denuncia.

Estas detenciones ilegales sirven para mantener el negocio de los centros de contención donde se están lucrando empresas contratadas para brindar la alimentación y otros servicios. Dichas empresas ya fueron señaladas por sus vínculos con diputados del partido GANA quienes se estarían embolsando jugosas cantidades de dinero.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *