Administrador 23 abril, 2020

Familiares de la octava víctima por COVID-19 denunciaron al gobierno de El Salvador por dar información incorrecta del paciente fallecido ayer.

El gobierno se equivocó en la edad, los lugares donde estuvo albergado y de qué país provino. Al parecer el señor falleció por negligencia del hospital ya que confundieron totalmente su cuadro clínico.

Una situación grave que alarma a todas las personas que están actualmente en albergues ya que el gobierno no tienen ningún control de la información sobre las pruebas realizadas ni de las personas positivas.

Incluso podrían estar contagiando a personas negativas y dejando morir a personas positivas. Es un total desorden.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *