Marisol Hernández 22 noviembre, 2018

Nuevas imágenes de la NASA muestran una oscura cicatriz dejada por el fatal y destructivo incendio Woolsey, que ardió cerca de Malibú, California. 

Aunque los bomberos han podido combatir las llamas, el fuego está contenido en un 98% – los daños dejados por el fuego todavía son evaluados.

El satélite Terra de la NASA pudo capturar esta nueva imagen del daño a través de una imagen en color falso de su radiómetro de reflexión y emisión térmica avanzada Spaceborne.

Las zonas calcinadas están en café; la vegetación que quedó intacta se ve en verde. Las zonas en blanco o gris claro son edificios, caminos y otras áreas desarrolladas.

Tres bomberos resultaron heridos combatiendo el fuego y tres personas murieron.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *